Entrevista para LT8 Rosario "La guerra narco estalló en el país"

A continuación el texto y el enlace de la entrevista que Raúl "Bigote" Acosta me realizó para su programa "La Vereda de Enfrente" sobre la barbarie narco en el país. Las líneas que operan en Argentina:

http://www.lodijeyoprimero.com/2015/02/la-guerra-narco-estallo-en-el-pais.html 



"Mientras Santa Fe le patea la pelota narco al Conurbano, y el Conurbano la patea afuera, Córdoba se alinea en seguridad. Parte de la banda de Los monos está preso, otra sigue en Santa Fe y otra eligió migrar al conurbano". (Laura Etcharren)

- Y uno de los hechos es el tiroteo y demás en la 1-11- 14. ¿Qué es lo que está pasando en el Conurbano? ¿Se están avivando que el lío es nacional?

Vamos a empezar a aclarar un par de cosas. El tiroteo que hubo en la villa 1-11-14 fue en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. En CABA. No es el Conurbano Bonaerense. Tenemos que tener en claro también que el tema de la violencia y el crimen organizado atraviesa a todas las provincias porque atraviesa a todo el país. No hay provincias que estén exentas del tema del narcotráfico. La diferencia entre las provincias es que hay algunas que forjan el delito y otras que tratan de contenerlo, mientras el gobierno nacional está en un estado de abulia permanente.


-Pero lo de la abulia nacional… Bueno, dejemos esa palabra, por lo menos no hacen nada.

No. A ver, hay dos opciones. Vos podés tener un plan de seguridad y actuar sobre la seguridad o hacer turismo aventura. Este gobierno decidió, a través de su Secretario de Seguridad con una Ministro de Seguridad que tendría que actuar en la película Gasparín, porque es un fantasma, hacer como siempre digo, turismo aventura. Son las dos opciones. Este gobierno se inclinó por el turismo aventura, y con el turismo aventura lo que se hizo fue recrudecer el delito, porque dicho turismo es simulacro de seguridad. Nada más.

-¿Y qué pasa? ¿Está estallando en CABA ahora?

No es que esté estallando. El país ya estalló. La guerra narco ya estalló en el país, con mayor o menor medida, con mayor o menor incidencia. El tema de CABA, en la villa 1-11-14, es algo cotidiano. Lo que pasa es que estaban los médicos en ese momento atendiendo a un paciente en una de las casas que hay en la 1-11-14, y cuando el médico estaba en el interior de la vivienda se produjo un tiroteo, balearon la ambulancia y los médicos obviamente están en riesgo. Después hubo dos muertos, heridos. Luego la gente de la villa fue al hospital Piñeiro, este es en el Bajo Flores, a querer entrar. Una violencia que se vive.

-Los que usted describe, Laura, de familiares peleando en las puertas de los hospitales, o queriendo resolver dentro del hospital temas que no se corresponden con la salud… En Rosario no sólo que es cotidiano, sino que hay un sindicato de médicos que ya ha tomado medidas de fuerza, ha dicho en varias oportunidades “ayúdennos porque no podemos trabajar como personal de la salud, como médicos con este tema”.

Están en riesgo. Los médicos están en riesgo cuando están entrando a la villa. Es una jungla. El sistema de salud está en riesgo y fundamentalmente los médicos que tienen que enfrentarse a esta barbarie, porque la gente que va a reclamarles que le salven la vida…. Los médicos obviamente estudiaron para salvar a la gente, están en la guardia, quieren salvar a la gente, pero tampoco podés estar bajo presión. Están en riesgo, el sistema de salud está en riesgo. Pero, en CABA, esto pasa a menudo, pasa muchísimo en el Conurbano Bonaerense. 

Según el gobernador Bonfatti en Santa Fe esto no ocurre, en Rosario no ocurre, en Rosario no hay delincuencia, no hay inseguridad, todo está concentrado en el Conurbano Bonaerense. Pero debo decirle al gobernador Bonfatti que Santa Fe y provincia de Buenos Aires están encabezando lo que es el PBI narco delictivo a nivel nacional. La banda de Los Monos, como usted leía en un tweet o alguna nota que escribí, migró -parte de ella- hacia la provincia de Buenos Aires. 
La provincia de Buenos Aires es absolutamente permeable y es una de las provincias, junto con Santa Fe, que aportó al tema de la delincuencia a través de la inoperancia, la abulia, la omisión connivente y este aparato reproductivo de policías municipales que llevan a una ecuación, que es: a mayor policía, mayor delito, porque son las que se corrompen más fácilmente, porque depende también, en un punto, de que las policías preexistentes las dejen operar, que es lo que no pasa porque le vienen a disputar territorio y demás.

-Tengo el tema de corrupción estructural, código narco y miedo urbano, tres problemas del siglo XXI. En ese listado, el miedo urbano y la corrupción estructural y el código narco están trenzados, ¿no?

Hay una relación. Hoy podemos hablar, primero, que todos los delitos están organizados y ya no existen delitos que no estén organizados, siempre hay una punta, hay un móvil, hay alguien que espía, por decirlo de algún modo. Todo está conectado.

-¿Hay algún modo, más allá de salir volando con las alas pegoteadas, de salir de este laberinto?

Obviamente que sí. Hay muchas cosas que se pueden hacer en el país como para sacarlo adelante. Nosotros que seguimos esta línea, la línea mexicana. Lo que tenemos que encarar principalmente, es un plan de prevención para licuar la marginalidad, tenemos que hacer una reforma del sistema judicial; sobre todo tenemos que tratar de abolir este agregado que se ha dado, esto que está en la ley nacional de Ejecución Penal que permite que los delincuentes salgan a la mitad de la condena; tenemos que reformar el sistema penitenciario, las cárceles son organizaciones delictivas, de perfeccionamiento, donde hay una connivencia de los presos con los guardia cárceles; tenemos que trabajar sobre lo que es la policía.

-Allí, sobre la policía, lo que han hecho en México sobre la policía, por lo menos en los papeles y los informes, es notable. Esto es: una posición social distinta, porque los sueldos son excelentes, y castigos muy duros si un policía se corrompe.

Obviamente. A ver, lo que tenemos que refundar es una policía única, una policía del tipo FBI, hay que eliminar con todas las policías municipales, hay que hacer una división de la policía que ya está corrompida con la cual tiene que luchar la buena policía; tenemos que formar una policía de lucha contra el narcotráfico. En eso creo que tendríamos que seguir el ejemplo de Córdoba, lo que está haciendo el gobernador De La Sota, que no depende del gobierno pero sí es una policía de lucha contra el narcotráfico, que se va a comenzar a implementar a partir de los primeros días de marzo. Entonces, crear una policía especialmente para la lucha y el avance sobre el narcotráfico y así poder descomprimir a la otra policía y poder avanzar sobre los delitos no vinculados, y armar, claro está, una policía de élite. Que las provincias funcionen dialécticamente. No desplazando violencia sino luchando contra la inseguridad, avanzando sobre el narcotráfico, para que luego podamos dar una lucha contra el narcotráfico a nivel regional

Entradas populares