Diario El País de Uruguay. Informe sobre Inseguridad en el que participo.



Mis referencias sobre el tema del Narcotráfico en nuestro país. El accionar de "Los 

Monos" en Santa Fe. las ausencias y connivencias que llevaron a 

la sociedad argentina, a traspasar límites que antes, pasaron los de arriba.


Una sociedad a la que enfermaron, con la construcción del Estado de Sensación,  hoy 

se manifiesta agobiada y harta.


IMPERIO DE LA"INJUSTICIA POR MANO PROPIA"

Como virulenta reacción a la inseguridad, Argentina vive una serie de casos de "justicia por mano propia". Varios tienen como escenario una provincia golpeada por el crimen organizado vinculado a las drogas.

BUENOS AIRESLA NACIÓN / GDA Y EFE06 abr 2014
Los casos de linchamiento, consumado o tentado, conocidos a través de la prensa superan ya la docena en el último mes. Casi la mitad de ellos ocurrió en la provincia de Santa Fe, donde paralelamente se denunció a principios de esta semana la alta cantidad de casos de asesinatos de corte mafioso. El tema ingresó de lleno al debate político y ni siquiera la presidenta Cristina Fernández de Kirchner estuvo ajena al mismo.
La violenta reacción de grupos de vecinos que resuelven hacer frente a delincuentes continúa replicándose en forma cotidiana. El viernes en un barrio de la capital de la mencionada provincia donde dos "motochorros" -delincuentes que operan en pareja a bordo de motocicletas- debieron abortar un robo callejero y lograron escapar cuando varios vecinos comenzaron a rodearlos con claras intenciones de golpearlos.
Unas horas antes, al norte de Santa Fe una familia acusada de vender drogas debió abandonar su casa luego que un centenar de vecinos le incendiara parcialmente la vivienda.
Según el diario Clarín, esta semana se conocieron cinco casos más de linchamiento que no habían sido informados: dos se registraron en Córdoba, uno en La Rioja, otro en Mendoza y finalmente otro en Rosario que también habría permanecido oculto. En Buenos Aires, concretamente en la zona de Palermo, el actor Gerardo Romano tomó protagonismo fuera de pantallas, pero esta vez por ayudar a un policía a detener a un ladrón y luego a impedir que otros vecinos la emprendieran a golpes con el detenido.
La sucesión de hechos de este tipo sobreviene en un contexto de fuerte empuje del delito y en particular de grupos criminales vinculados al narcotráfico. La expansión de estas actividades ya motivó un fuerte llamado de atención por parte de la Iglesia Católica argentina.
"Los obispos siguen preocupados por el alarmante avance del narconegocio y quieren que se tomen medidas urgentes para combatirlo", declaró hace pocos días el vocero de la Conferencia Episcopal Argentina, Jorge Oesterheld, al inicio de la reunión de la comisión permanente en los primeros días de marzo.

Pero la contracara de este fenómeno, las acciones de grupos de ciudadanos contra delincuentes o supuestos maleantes, también se convirtieron en motivo de preocupación para los operadores del sistema penal.
"Estos repetidos y resonantes actos de brutalidad criminal contradicen las normas más elementales de la convivencia social, resultando evidente que bajo ninguna circunstancia pueden explicarse o comprenderse por la aducida `ausencia del Estado`, en materia de políticas de seguridad", expresó esta semana a través de un comunicado la Red de Jueces Penales de la Provincia de Buenos Aires.
"Cuando los particulares desplazan a los organismos estatales encargados de velar por la realización de un juicio a la persona sospechada de haber cometido un delito, se cierne sobre la población el grave riesgo de volver a las atrocidades de las sociedades primitivas que arreglaban sus diferencias a través de la violencia ilimitada, por la ley del más fuerte, en un estado de guerra permanente de todos contra todos", advirtieron los jueces penales

Rosario violenta.

El episodio más violento ocurrió hace pocos días, cuando un grupo de vecinos mató a golpes a un joven de 18 años.
El joven David Moreira falleció hace una semana en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez de la ciudad de Rosario. Moreira había recibido una paliza brutal, golpes y puntapies que le provocaron la pérdida de masa encefálica y tres días más tarde su muerte.
Un testigo grabó con su celular las agresiones, cuando un grupo de personas bajo la mirada de otros vecinos golpeaba al joven ya inerme en el suelo.
El trágico desenlace de este episodio puso el tema en la cúspide de la opinión pública y provocó reacciones en todo el espectro político.
No obstante, no fue el único ni antes ni después. La situación de violencia extrema que vive tanto la ciudad de Rosario -la tercera en importancia de Argentina, con el doble de población que la capital provincial Santa Fe- ha sido objeto de diversos llamados de atención.
La Iglesia, nuevamente, hizo un particular llamado de atención sobre esta situación. "Como ciudadanos santafesinos, y ante la grave situación de violencia, de inseguridad y de muerte que vivimos, sentimos la necesidad de hacer público nuestro repudio y de manifestar el deseo de construir una sociedad más justa, solidaria y en paz", expresó un documento de consenso firmado por el arzobispo de Santa Fe, José María Arancedo y difundido por la Conferencia Episcopal.
Sin embargo, la fuerte preocupación que ha ocasionado la sucesión de hechos, no les ha puesto freno. Esta semana se cerró con una familia acusada de traficar drogas que fue obligada a abandonar su vivienda por un grupo compuesto por un centenar de vecinos.
La disputa tuvo lugar en la localidad de Recreo, a 17 kilómetros de la ciudad de Santa Fe, en la madrugada del jueves pasado. La turba rodeó la vivienda de la familia que residía en el Barrio Comunal 3. La familia cuestionada enfrentó a tiros a la pequeña multitud que se agolpaba frente a su casa para arrojarle piedras y objetos. Como consecuencia de estas refriegas una mujer y un menor de edad resultaron heridos. La vivienda fue parcialmente incendiada y ya en horas del viernes la familia de presuntos traficantes debió mudarse.
El viernes al mediodía, un asaltante que estuvo a punto de robar y abusar de una joven de 21 años en la capital provincial también fue blanco de vecinos enfurecidos. Este caso ocurrió en el barrio Nueva Pompeya cuando el delincuente que se desplazaba en una moto interceptó a una joven. Esta comenzó a gritar pidiendo auxilio lo que provocó la inmediata reacción de los vecinos que luego de detener al individuo comenzaron a golpearlo durante varios minutos. El delincuente debió ser hospitalizado.
En algunas zonas de la ciudad de Santa Fe los vecinos colocaron carteles donde les avisan a los delincuentes que si los atrapan "no van a ir a la comisaría" y en cambio serán "linchados" allí mismo.
En el otro extremo del fenómeno el accionar delictivo ha ocasionado ya varios homicidios. El lunes pasado la asociación La Alameda, que lucha contra la trata de personas, y la Red Anti-Mafia Nacional presentaron, ante la Procuraduría General de la Nación y en la sede porteña del Gobierno de la provincia de Santa Fe, un informe en el que detallan "114 puntos de venta de droga, 24 prostíbulos y 80 puntos de asesinatos" en Rosario.
"Rosario es un punto neurálgico en lo que es la situación del narcotráfico a nivel nacional", aseguró a los medios Lucas Manjon, miembro de la Red Anti-Mafia Nacional.
Gustavo Vera, diputado de la ciudad de Buenos Aires y titular de La Alameda, afirmó que las muertes, que según datos de su organización el año pasado totalizaron 365 víctimas fatales, "tienen que ver concretamente con la guerra que hay entre las bandas narcos".
Vera destacó el fuerte vínculo que existe entre las casas donde se ejerce la prostitución, que "están fraudulentamente reglamentados", y la venta de estupefacientes "ya que en la abrumadora mayoría de los prostíbulos se vende cocaína".

Presidenta.

La mandataria argentina se hizo eco esta semana de la situación. Hablaba de los jóvenes caídos durante el conflicto bélico de 1982 por islas Malvinas cuando se dirigió a las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, representadas en el acto que se hizo en la Casa Rosada por sus presidentas, Hebe de Bonafini y Estela de Carlotto, respectivamente.
"Ustedes son el ejemplo de que esperaron 30 años para tener justicia sin recurrir a ningún otro método; ejemplo de esperar con paciencia, sin reclamar venganza, sin tomar ningún gesto que pudiera ser considerado de violencia contra los que les habían arrebatado los hijos", les dedicó cuando promediaba su mensaje.
El jueves, el jefe de gabinete Jorge Capitanich protagonizó un encendido debate en la Cámara de Diputados con los legisladores de la oposición que cuestionaron las políticas de seguridad de Casa Rosada.

Una provincia que se "rifó" al narco


Según la socióloga argentina Laura Etcharren, especializada en bandas juveniles o maras y narcotráfico, la provincia de Santa Fe encabeza lo que denomina el PIB delictivo de Argentina.
"La Provincia de Santa Fe, sumida en la barbarie de los hilos del Narco Crimen, encabeza nuestro PBI delictivo. Se trata, Santa Fe, de una Provincia que ha sido 'rifada' al Narco y que cuenta, actualmente, con la organización criminal que mejor supo importar los modos de operación de los Carteles de Colombia y México. 'Los Monos', una banda narco criminal, con logística y articulación, vinculada a las mafias del poder que le permitieron, entre la omisión y la connivencia, perfilarse como lo que podría llegar a ser el primer Cartel de acción local visible de Argentina", analizó Etcharren en su blog.
"Un Banda Narco Criminal que se enfrenta a las estructuras de poder que premeditadamente, para que la expansión se produzca sin torpezas, miraban a Pandillas como 'Las Favelas' y 'Los Ninios Populares'. Les dieron el terreno, la logística y la simulada distracción, mientras que 'Los Monos', les otorgaron la renta", sostiene la experta.
"En este contexto anómico, la sociedad agobiada, desprotegida y descreída, vuelve, sin simulacros, a un Estado de Naturaleza. De todos contra todos. Llevando, al terreno de la violencia física, aquello que debería dirimirse en una Justicia que se encuentra atravesada por la Impunidad. Se evidencia así, en la Argentina de Hamlet, la máxima expresión de un tejido perforado, compulsivamente violentado, tanto desde arriba, como desde la plataforma delincuencial más vulgar", reflexiona.
"Hoy, 'Los Monos' son la Banda Criminal que se perfila en la construcción del primer cartel local de Argentina con construcción de Narco Túneles, el método de las Narco Palomas y un conglomerado mafioso que excita, dentro del mundo Narco Terrorista", asegura Etcharren.
La socióloga sostiene que este grupo criminal logró enquistarse en la mayor ciudad de la provincia santafecina valiéndose tanto de la permisividad oficial como de la corrupción en las instituciones.

Link que los conduce al Diario El País para leer la nota allí: http://www.elpais.com.uy/mundo/argentina-imperio-injusticia-mano-propia.html 

Entradas populares