Cárceles, villas y bandas

23 de noviembre de 2010

La organización delictiva carcelaria y la funcionalidad de la pobreza. Venezuela, Brasil y Rosario (Argentina).



El colapso del sistema penitenciario en América y la falta de un continente preparado para poner freno a la violencia que llevó a hombres y mujeres a formar parte de las cárceles, no tiene límites. Porque lejos de regenerarse y de estar debidamente separados de acuerdo a los delitos cometidos, todos se encuentran juntos y revueltos en una vorágine delictiva que crece y se desarrolla tras los muros. Que repercute afuera.


Vidas paralelas.


El muro que se levanta resguardando aparentemente a la sociedad, es solo un mecanismo de reclusión de delincuentes que cambian de ámbito pero no de hábitos. Es que los muros no son un impedimento para el contacto con el exterior, ya que mediante guardia cárceles o visitas, los convictos más peligrosos y con poder en las afueras delinean cuáles son las estrategias que deberán seguir aquellos individuos alineados que aún mantienen devoción por el “líder” tras las rejas.


Cárcel: La cultura del amparo asentada sobre un sistema de creencias que cobra fortaleza en la dinámica de las relaciones humanas.


Es que el delincuente encarcelado se encuentra amparado por los hilos de poder que logró tejer afuera. Y ese poder externo, implica, inexorablemente, un poderío interno que no lo vulnera ante la brutalidad carcelaria.


La dialéctica de la tragedia se conjuga en la relación Dentro Fuera.


En la convocatoria del jefe que logra, con solo un aviso, reunir a la banda que está operando en el exterior para que las noticias lleguen al interior de la cárcel. Para que los jefes de las otras organizaciones sepan, que más allá del encierro, hay un “Capo” que maneja las coordenadas del enloquecedor y redituable mundo del Narco contextuado en las fronteras, las calles y los muros.


La seguridad como ficción.


En la clandestinidad de la prisión o en los llamados “aguantaderos” reina la ilegalidad que recorre América. Que tenía su centro de actividad más riesgoso en materia de Bandas y Maras en Centroamérica hasta que la transición de una organización a otra, con la respectiva operación de los carteles de la droga y los ex ejércitos de elite, logró expandir el fenómeno hasta instalarlo en forma embrionaria en una Latinoamérica en la que confluyen Bandas, Maras, Organizaciones Terroristas, Narcotraficantes y Narco Bandas que escalan y Narco Maras puras, por ejemplo, en la Venezuela Chavista que avala el descontrol con el predominio de la Anomia en corte transversal.


Cárcel de Uribana, conocida como "El Coliseo".


Lugar en el que los prisioneros se agrupan en círculo rodeando a dos combatientes que se debaten el poder y prestigio dentro de la prisión bajo las características más primarias y sangrientas.


"El que gana adquiere respeto, inspira a los demás como un ejemplo. La cuestión es hasta cuándo se va a desarrollar esta actividad. Y por qué los líderes de la cárcel no utilizan la energía para organizar cosas positivas, para que los demás los copien", le dice a BBC Mundo Marianella Sánchez, del OVP.


Por su parte, las favelas en Brasil hacen estragos en sus interiores incendiados y sitiados en la aventura de la Ley del Talión entre agrupaciones Narcos que no conformes con dominar sus territorios van en búsqueda de otros, desatando el macabro juego de los tiros que utiliza a niños como escudos humanos.


Más abajo, una Argentina desbordada. Sin infraestructura. Legalizando el consumo de droga en oposición a la lucha contra el Narcotráfico. Inflada de discursos ceremoniales y pintados del rosita que todos queremos escuchar pero con una práctica siniestra en materia de seguridad.


Las cárceles prostibularias. El manejo de las Bandas desde el encierro.


Sectores cómplices de la policía. Exonerados que solo fueron apartados por sumario y que “ilustran” a los menores en banda que coptan para iniciarse en el Narco Crimen dentro de las dos áreas más destacadas del PBI Argentino: La Provincia de Buenos Aires y Rosario.


“Las favelas” y “Los ninios populares” que firma sin la Ñ arrasan en Rosario. Se desprenden de la miseria y se suman a la sofisticación del delito artesanal comandado por expertos en el crimen. Paradojas de la delincuencia que encierra, equivocadamente, a todos.


Pobreza no siempre es delincuencia. Leer nota El desvío http://soclauraetcharren.blogspot.com/2010/08/el-desvio.html  


Víctimas, algunos de la pobreza. Victimarios otros, de la acumulación de poder que se inicia en las Villas Miserias y que paulatinamente se expande a los grandes Centros Urbanos, alcanza las fronteras hasta lograr la extranjerización.


Todo comienza, en Rosario, al Costado de la Circunvalación.


En donde el paisaje excede la marginalidad de precarias construcciones de ladrillo unas al lado de las otras. Con pilas de basura en los costados y desperdicios de hierros que se mezclan con el agua estancada proclive a las pestes. Allí juegan los niños en su temprana edad. En la aún inocencia mezclada con el desamparo.


Los desarmaderos complementan el panorama y los ténderes de ropa en medio del basural son la muestra de la ignorancia. Del primitivismo globalizado. De la negación por salir de ese costado divisado por los coches que minuto a minuto son testigos de la pobreza funcional.


Largos pasillos. Laberíntico armado de la construcción. Allí, en donde el delito genera la “guerra de pobres contra pobres”. En donde el encuentro del mismo mundo se diferencia cuando las relaciones con el afuera rozan el poder al que se accede en la transa de los códigos que el pobre genuino tiene.


Casillas que son celdas de prostitución y trata de infantes. Cárceles de la miseria como el libro de Loïc Wacquant describe. De armado de Bandas que se desplazan para mostrar, con jactancia, que la miseria es solo una característica que no impide crecer en la cúspide criminal.


Al Costado de la Circunvalación, una de las Villas más grandes del país. La Villa que Binner, “no quiere ver”, porque necesita del pauperismo para permanecer en su cuento del Socialismo.











Guinea Ecuatorial: La Paradoja

2 de noviembre de 2010

Guinea Ecuatorial, entre la riqueza y la pobreza. La apertura al conocimiento de Fernando Gamboa. (Primera Parte)



Cuando las miradas están puestas en lo más inmediato, algunos investigadores buscan más allá para darnos una visión nutrida del mundo que tiene un poder que se malversa a través del dominio internacional de una historia oficial que en realidad contiene un paralelismo marcado por el horror. Tal es así, que en la paradoja, se asienta la historia y actualidad de Guinea Ecuatorial.


Independizada en 1968 y sucumbida en la barbarie de una comercialización de todas las esferas de la vida, se asiste, en Guinea, a una institucionalización de la violencia que no reconoce, formalmente, la comandancia totalitaria del país.


Tras la independencia -12 de octubre de 1968- Macías Nguema – Primer Presidente- llevó adelante un régimen basado en la concentración de poder en su persona hasta producirse la traición en el seno de la misma familia. Macías, fue derrocado por un golpe de estado liderado por su sobrino, el "teniente coronel" Teodoro Obiang Nguema. Quien había sido alcalde de la terrorífica prisión de Black Beach. Macías, insólitamente, fue juzgado y ejecutado, al tiempo que se conformaba un Consejo Supremo Militar presidido por el propio Obiang.


Una Dictadura por otra Dictadura.


El caso, es que en Guinea Ecuatorial convive la historia oficial con la historia que pretende, compulsivamente, ocultarse. Riqueza y Pobreza. Dos dimensiones de una variable compuesta como es la de Situación Económica en términos de metodología de la investigación.


Veamos. El petróleo es el gran motor económico de Guinea Ecuatorial. Su máquina y dinámica de negociación. Lo que lo convierte en un espacio apetecible para las economías interesadas en entablar vínculos y a Guinea, en una caja registradora de acumulación de riqueza que, por “principios”, no se distribuye, llevándose adelante un proceso de dominación social.


Un descubrimiento, el de petróleo, que comienza en la década del '90 y desde entonces no cesa en crecimiento.


El Producto Bruto Interno (PBI) aumentó en más de 5.000%. Y la paradoja antes mencionada, es que el nivel de vida de los habitantes no ha mejorado sustancialmente. Por el contrario, se profundiza la miseria.


Informantes claves indican que mientras el Gobierno gana miles de millones procedentes del petróleo por año, el 60 % de la población vive con menos de un dólar al día. En contrapartida, otro informante, afirma con ahínco que en Guinea Ecuatorial no existe la miseria. Es una difamación.


Sin embargo, algunos datos recogidos y otras imágenes a las que el BLOG pudo acceder, indican que en dicho país, además de radios de pobreza, hay un estado de desintegración social como consecuencia de la violación de Derechos Humanos.


Chozas sin agua potable y electricidad son algunas características de vida de los habitantes de la Isla de Bioko que también se encuentra amenazada por la presencia de pandillas organizadas por las fuerzas de seguridad dominantes que reclutan jóvenes y también, por aquellas bandas que llegan de España para dar lugar al tráfico de personas. En un incesante proceso migratorio, anclan, luego de la brutal coptación, en Cataluña y Madrid.

Ver nota Maras en Cataluña:
http://soclauraetcharren.blogspot.com/2010/07/maras-en-cataluna.html

Guinea: el libro de Fernando Gamboa


Relata, a través del género de novela, la vida en Guinea.


Los guineanos fueron colonia española y al respecto, en una interesante entrevista concedida al periódico español Vanguardia, Gamboa reflexiona: Muchos guineanos, sobre todo los ancianos, echan de menos la colonización y se sienten aún españoles. Desde luego que nosotros no lo hicimos nada bien pero ahora el país está en la ruina. Un abuelito se me acercó un día y me dijo: 'Yo soy español y esto es una mierda. Antes aquí había un cine, un colegio, un hospital, luz eléctrica, alcantarillado.' Es como si ahora hubieran vuelto a la edad de piedra y, encima, en un contexto de corrupción, tiranía y miedo.


http://www.lavanguardia.es/cultura/noticias/20081205/53592457854/muchos-guineanos-sobre-todo-los-ancianos-echan-de-menos-la-colonizacion-unicef-gamboa-guinea-ecuator.html

Guinea aparece entonces como el ensimismamiento de la tragedia de la moral, los valores y el deterioro de una población que no percibe en calidad de vida la recaudación gubernamental. Por el contrario, ni siquiera existe salud pública y los aleatorios detenidos por el ejército y la policía son sometidos a torturas, violaciones y actos aberrantes en los genitales. Todo ello, bajo el velo de un gobierno negador que es visto por Estados Unidos, como amigable.


Continuará.

 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS