Embriones en España


El déficit de Argentina y los embriones españoles de Maras.

Desde la carencia sostenida en las distintas esferas de la vida, el estado de descomposición social al que se asiste no se supera con expresiones de deseo así como tampoco con la reincidencia de políticos que en su momento no hicieron lo que tenían que hacer cuando ocupaban un cargo. Tal es el caso de Felipe Sola que argumenta que su mayor preocupación es la seguridad a pesar de adolecer de respuestas cuando debe responder preguntas básicas que tienen que ver con explicar el por qué su gobernación en la Provincia de Buenos Aires fue tan paupérrima en materia de seguridad.
Claro está que su gobernación arrastraba los desastres de Duhalde y otros.
El déficit es atroz y el panorama no tiene buenas perspectivas porque aún no se ha internalizado la génesis de la problemática.
No se ha comprendido que la inseguridad se ha instalado extendiendo redes a nivel Nacional e internacional con el crimen organizado. Que las Maras en estado embrionario están aquí conformando el triángulo Mara latinoamericano que ha sabido nutrirse del triángulo Mara centroamericano. De ahí, que el estado de alerta sea mundial y que los especialistas en estas cuestiones hagan hincapié en la necesidad de elaborar políticas de seguridad que, inexorablemente, deben ir acompañadas de un cambio en todos los ordenes para que sean eficientes e impidan la penetración o bien, la importación del problema con las características específicas de cada país.
En el libro “La Mara al desnudo”, Pedro Gallego, su autor, muestra como los procesos que han experimentado las pandillas afectaron el universo de significados y la cosmovisión sobre el mundo.
De hecho, hace pocos días, sentenció la existencia de "circunstancias objetivas" sobre una futura implantación de bandas o pandillas violentas en Madrid y el resto de España si cambian los flujos migratorios y el país se convierte en receptor de inmigrantes centroamericanos.
Recordemos que en dicho país, ya se encuentran Los Ñetas y Los Latin Kings (Ver nota en Blog) que si bien no comparten las mismas características con la MS13 y la M18, son violentos aunque aún no relacionadas a los grupos terroristas del tipo Hamas, Al Qaeda, ex Kaibiles y Zetas.
No obstante, el peligro existe.
Los suburbios españoles están poblados por bandas cada vez más sofisticadas (diferentes a Kings y Ñetas) que toman, por ejemplo, el modelo de ETA. Varios de sus miembros buscan trascender la pandilla y alinearse a los terroristas. Con lo cual, España, se convierte en el primer país de Europa en estado larval de Maras.
El libro de Gallego es interesante en sus apreciaciones sobre los flujos migratorios. En las formas que estos afectan a la cultura originaria de las Naciones a las que arriban para imponer sus propios usos y costumbres. Aquellos que también tienen que ver con las formas del crimen.
Es uno de los pocos que describe a las Maras como organizaciones con estrategia militar. Como se podrá leer, en los próximos meses, en “Esperando Las Maras” editado por Catálogos.
Con esto queda claro que las Maras se distinguen de las bandas y las pandillas. Mucho más, de las Tribus Urbanas que han cobrado auge en el último tiempo, dejando atrás, en su mayoría, una construcción subjetiva pacífica para convertirse en grupos de adolescentes desencantados que se reúnen en la zona del Abasto, en Buenos Aires, para aprovechar cualquier situación y acabar con la tensa calma en la que conviven.
Nuevos encendidos montados en el cliché del mundo cruel se pierden en las calles hasta componer un entramado de relaciones sociales cuyo lenguaje es la violencia.

Entradas populares